Buck Miller
Lasciate ogne speranza, voi ch'entrate. (Blog anarcopsicótico, alcohólico y amarillista)

Océano – Cristina Cañizares


Despacio. En pausa. Cada cosa que ves es delicada. Cada cosa que ves, tiene un color, un sonido. ¿Qué diferencia lo que tú ves, de lo que yo miro?.

¿Cómo es el azul de tu océano? El mío es limpio, con olor a algas, salado, inmenso, puedo nadar en él. Respiro y no me ahogo. Me sostiene. Si me dejo llevar, me mantiene a flote. Si por el contrario quiero conocer su lado más profundo, me permite sumergirme en él, explorarlo sin vergüenza, hasta donde pueda alcanzar. Su confianza es plena.
Y, ¿Cómo es desde las profundidades, esa mirada? Diferente. Cambia de color. Es el silencio más absoluto pero al mismo tiempo está repleto de vida. Puedo moverme ligera, bailar bajo el agua, porque acompaña cada movimiento que hago y los engrandece de esa manera.
De nuevo en la superficie, si tiene un mal día, sus olas me avisan, se vuelve bravo, y su voz resuena a lo lejos golpeando con fuerza contra la roca, y te pide permiso para estar a solas, con toda su furia. Incluso en ese momento en lo más profundo, todo sigue en calma, en silencio.
Y ¿Cuándo rompe contra la roca? Cada gota que golpea, es un trocito de vida, una parte de nosotros.
Aprender a leer su lenguaje sin palabras, me llena el corazón.

Sentada delante de él, intento comprender. Saber lo que quiere decirme cuando sus olas son más lentas, o cuando apenas tiene sonido, si llega hasta mis pies, los acaricia y vuelve corriendo tímido hacia atrás, dejando siempre una parte de él en mi.
Si está sucio, se vuelve gris. Si por el contrario las corrientes le han ayudado ese día a mantenerse limpio, se siente cristalino y te permite que le conozcas mejor, juega contigo alegremente. Está distraído y te deja hacer lo que quieras con él, pegado a ti en cada movimiento, en cada gota de vida. Me gusta creer que cuando nos alejamos y mi piel se seca, no es cosa del sol, sino que se ha colado en mi alma y permanece en mí para siempre.  Amar el océano con toda su bravura y con toda su calma, es lo que lo hace tan hermoso, la imperfección de la naturaleza.

Cristina Cañizares

Anuncios

Ninguna respuesta to “Océano – Cristina Cañizares”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: