Buck Miller
Lasciate ogne speranza, voi ch'entrate. (Blog anarcopsicótico, alcohólico y amarillista)

Drogue a sus hijos, salvelos de la Imaginación, la Razón y el Deporte = Ritalin


Ritalín – Ritalin – Ritaline – Ritalina – Rubifen = Metilfenidato – Methylphenidathydrochlorid

Recetado, por profesionales, para su niño con TDAH (“trastorno por déficit de atención con hiperactividad” ).

(Yo ya perdí la hiperactividad, pero conservo el déficit de atención, ¿me sirve el metilfenidato?)

Give kids drugs not exercise

http://www.dailytelegraph.com.au/news/nsw-act/give-kids-drugs-not-exercise/story-e6freuzi-1111116889579

(ando un poco insistente con el metilfenidato porque encontré argentinos preguntando si se  consigue en La Argentina)

https://buckmiller.wordpress.com/2010/07/06/ritalin-casi-tan-bueno-como-la-actividad-fisica-simpsons/

https://buckmiller.wordpress.com/2010/08/26/si-su-hijo-lo-fastidia-droguelo-ritalin-metilfenidato/

……………………………………………………………………………………………………………………………………

NOVARTIS FARMACÉUTICA, S.A. DE C.V.

RITALIN ® es un estimulante leve del sistema nervioso central

Digo yo = Utilizado masivamente contra el “trastorno por déficit de atención con hiperactividad” -de los niños- (TDAH)

http://www.facmed.unam.mx/bmnd/plm_2k8/src/prods/36096.htm Calz. de Tlalpan Núm. 1779, Col. San Diego Churubusco, Deleg.Coyoacán, 04120 México D.F.
Tel.: 5549-3000 http://www.facmed.unam.mx/bmnd/plm_2k8/src/prods/36096.htm

(México, lindo y querido, te robaron medio país y ahora sos forro de los laboratorios -¡Gracias PRI!)

PRECAUCIONES GENERALES

Cardiovasculares:

Anomalías cardiacas estructurales preexistentes: Se han notificado casos de muerte súbita en asociación al uso de estimulantes del sistema nervioso central a las dosis usuales en niños con anomalías cardiacas estructurales. No se ha establecido ninguna relación causal con los productos estimulantes dado que algunas anomalías cardiacas estructurales entrañan por sí mismas, un elevado riesgo de muerte súbita. Como regla general, no se deben utilizar productos estimulantes en pacientes que presentan anomalías cardiacas estructurales.

Enfermedades cardiovasculares: Por lo general, RITALIN® no debe utilizarse en pacientes con hipertensión severa. RITALIN® aumenta la frecuencia cardiaca y la tensión arterial sistólica y diastólica. Por consiguiente, se recomienda cautela a la hora de tratar a los pacientes cuya patología subyacente pueda verse comprometida por incremento en la tensión arterial, o la frecuencia cardiaca, como por ejemplo, hipertensión preexistente, insuficiencia cardiaca, infarto del miocardio reciente. RITALIN® está contraindicado en arritmias cardiacas y en angina de pecho grave (véase Contraindicaciones). Se debe monitorear la tensión arterial de todos los pacientes que toman RITALIN® a intervalos adecuados, especialmente en los pacientes hipertensos.

Acontecimientos cardiovasculares y por uso indebido: La utilización indebida de estimulantes del sistema nervioso central puede asociarse con muerte súbita y otros eventos adversos cardiovasculares graves.

Cerebrovasculares:

Condiciones cerebrovasculares: Pacientes con anormalidades preexistentes del sistema nervioso central, por ejemplo, aneurisma cerebral y/o otras anormalidades vasculares como la vasculitis o infarto preexistente, no deben ser tratados con RITALIN®. Pacientes con factores de riesgo adicional (historia de enfermedades cardiovasculares, medicación concomitante que eleva la presión sanguínea) deben ser valorados regularmente en cuanto a signos y síntomas neurológicos y psiquiátricos antes de iniciar el tratamiento con RITALIN® (véase Interacciones medicamentosas y de otro género, Condiciones cardiovasculares).

Psiquiatría: La comorbilidad con desórdenes psiquiátricos es frecuente en el TDAH y deben ser tomados en consideración cuando se prescriben medicamentos estimulantes. El tratamiento del TDAH con medicamentos estimulan-
tes incluyendo RITALIN®, no iniciarse en pacientes con psicosis aguda, manía aguda o con riesgo de suicidio. Estas patologías deben ser tratadas y controladas antes de iniciar el tratamiento para el TDAH.

Síntomas psicóticos: Los síntomas psicóticos, incluyendo alucinaciones visuales y táctiles, han sido reportados en pacientes comúnmente tratados con medicamentos estimulantes incluyendo RITALIN® (véase Reacciones secundarias y adversas) y en estos casos, los médicos deberán considerar la descontinuación del tratamiento.

Comportamiento agresivo: Comportamiento agresivo agudo o una exacerbación del comportamiento agresivo inicial, han sido reportados durante la terapia con estimulantes incluyendo RITALIN®. Sin embargo, pacientes con TDAH pueden presentar agresión como parte de su enfermedad, por lo tanto, una asociación causal con el tratamiento es difícil de valorar. Los médicos deben de evaluar ajustes en la dosis del medicamento en pacientes que hayan experimentado estos cambios en el comportamiento, titulando hacia abajo o hacia arriba. La interrupción del tratamiento puede ser tomado en consideración.

Tendencia suicida:

Pacientes con ideas y comportamiento suicida durante el tratamiento para el TDAH deben ser evaluados inmediatamente por su médico. El médico deberá iniciar el tratamiento apropiado para la condición psiquiátrica subyacente y considerar un posible cambio
en el régimen de tratamiento para el TDAH. -Traducción = puede potenciar las tendencias suicidas… ¿Cómo se evalúa eso en un chico menor de 12 años?-.

Otros: RITALIN®

no deberá administrarse a niños menores de 6 años, debido a que todavía no se conoce con certeza la seguridad y la eficacia del medicamento
en este grupo de edad.

El abuso crónico de RITALIN® puede causar una marcada tolerancia y dependencia psicológica con grados variables de conducta anómala. Es posible que se produzcan episodios psicóticos francos, especialmente si se abusa del fármaco por vía parenteral. Los datos clínicos indican que los niños tratados con RITALIN® no son más propensos al abuso de drogas al llegar a la adolescencia o a la edad adulta.

El tratamiento con RITALIN® no está indicado en todos los casos de TDAH y sólo se prescribirá tras una detallada anamnesis y evaluación. La decisión de prescribir RITALIN® dependerá de la estimación de la intensidad de los síntomas y a su correlación con la edad del niño, y no únicamente a la presencia de uno o más signos de trastorno conductual. El tratamiento con RITALIN® no suele estar indicado cuando dichos síntomas se vinculan a reacciones por estrés agudo.

RITALIN® debe emplearse con precaución en pacientes con epilepsia, ya que la experiencia clínica muestra que la frecuencia de crisis convulsivas puede incrementarse en un pequeño número de pacientes. Si esto ocurre, deberá interrumpirse la administración de RITALIN®.

Se han dado casos de una reducción moderada de aumento de peso y ligero retraso del crecimiento en niños que recibieron estimulantes durante largo tiempo; sin embargo, no se ha confirmado la relación causal.

Se debe proceder con cautela en pacientes emocionalmente inestables, es decir, si tienen antecedentes de farmacodependencia o alcoholismo, pues estos pacientes podrían aumentar la dosis por su propia cuenta.

El perfil de seguridad y eficacia a largo plazo de RITALIN® no se conoce completamente.

Por consiguiente, se monitorearán cuidadosamente los pacientes que requieran de un tratamiento prolongado y se obtendrán periódicamente biometrías hemáticas completas (fórmulas leucocitarias y recuento de plaquetas). Debe supervisarse cuidadosamente a los pacientes durante la descontinuación del fármaco pues podría manifestarse depresiones enmascaradas o efectos de hiperactividad crónica. Algunos pacientes pueden requerir un seguimiento a largo plazo.

Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas: RITALIN® puede causar mareos y somnolencia. Así pues conviene proceder con cautela al conducir o manejar máquinas y emprender actividades de cierto riesgo.

……………………………………………………………………………………………………………………………………

PD = Ciudadanos argentinos de clases media y alta, no se pongan sofisticados,

ahorren =

para calmar la “hiperactividad sin focalización” de sus hijos molestos -menores de 12 años-, en La Argentina pueden darles PACO  =

les destruye el cerebro en poco tiempo y luego sólo tienen que encadenarlos en el closet.


https://buckmiller.wordpress.com/2010/07/06/ritalin-casi-tan-bueno-como-la-actividad-fisica-simpsons/

Inicio

Anuncios

Ninguna respuesta to “Drogue a sus hijos, salvelos de la Imaginación, la Razón y el Deporte = Ritalin”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: